Ideas con el calendario de Tiger

¿Qué te sugiere diciembre? ¿Fiestas? ¿Tradiciones?

Una tradición del norte de Europa, que cada vez está más extendida por otros países, es el calendario de Adviento. Se trata de una “cuenta-atrás” que empieza el 1 de diciembre y llega hasta la Nochebuena, y aunque es una costumbre muy popular para los niños, también encontramos a muchos adultos golosos. Os dejo más información en este enlace donde nos explican su origen.

Para los más mañosos que quieran hacer su propio calendario os recomiendo esta entrada, donde nos enseñan cómo hacer una amplia variedad de calendarios muy originales y económicos.

Pero como yo no soy nada habilidosa, pues me toca comprarlos. Hace unos días os hablé de mi incursión en Tiger con Manuela Mena, (os pongo de nuevo el enlace aquí) y claro, compramos muchas cosas que ya os iremos enseñando en la página de Facebook que ha creado Manuela, que se llama “Ideas para profes de idiomas con manualidades”.

En la página también encontraréis el calendario que realizó Aída Rodríguez para “examinar” a sus estudiantes.

Mi primera actividad, inspirada por la que realizó hace unos días Manuela y que publicó en nuestra página de Facebook y en su blog, se basó en llevar un calendario de Adviento en blanco que había comprado en Tiger y unos sellos de colores con las letras del abecedario.

Captura de pantalla 2015-12-05 a las 19.49.32

El calendario fue una excusa para realizar un repaso del léxico, y he de confesar que me gustó mucho la actividad, porque los estudiantes repasaron gran parte del vocabulario que habíamos visto, les motivó y además generó bastante competitividad entre ellos.

Captura de pantalla 2015-12-05 a las 19.49.51

Realicé la actividad en dos sesiones de una hora cada una con un matrimonio de más de 50 años, que están en un nivel inicial, apenas llevamos 15 horas de clase. Como estaban un poco desmotivamos porque todavía no pueden comunicarse, les propuse esta actividad para que ellos fueran conscientes tanto de su evolución como del conocimiento de lengua que ya poseen, y, la verdad, me sorprendió muy gratamente, porque muchas de las palabras que escribieron no las habíamos trabajado en clase. Ellos elegían la letra, estampaban el sello en la casilla que querían y después solamente tenían que escribir palabras que comenzaran con esa letra y explicarlas brevemente. Aquí os muestro el resultado final.

Captura de pantalla 2015-12-05 a las 19.50.45

Como veis, Tiger no solo nos puede inspirar para crear material para la clase con niños o adolescentes, funciona muy bien con adultos.

Ya he visto en las redes que la idea de Manuela ha inspirado a otros profes, así que os animo a compartir vuestros calendarios con nosotras.

Guardar

Guardar