¿Tienes una pregunta? Tiger

Hacer preguntas en español no es tan fácil como pueda parecer a primera vista, vale que no tenemos verbo auxiliar, pero si el signo de exclamación de apertura, los pronombres interrrogativos que llevan acento o como obviamos normalmente el sujeto.

Así que, independientemente del nivel de nuestros estudiantes, nunca viene mal repasar las preguntas, dedicar una sesión o al menos un “ratito” con algunas estructuras o que ellos nos pongan ejemplos.

¿Cuándo lo trabajamos? Pues en cualquier momento, al empezar el curso, al terminar algún tema o simplemente siempre que nuestros estudiantes nos lo pidan. Al comenzar un curso nuevo o retomar las clases después de unas vacaciones suelo utilizar esta imagen de Manuela Aparicio, mi colega, que tantos materiales comparte en su blog Lenguaje y otras luces.

mis-primeras-preguntas

Después de trabajar esta infografía les entrego una hojita con bocadillos en blanco que saco, como no, del libro de actividades de Tiger.

preguntas8

Los estudiantes tienen que ir rellenando los bocadillos con las preguntas que ellos quieran, normalmente piensan en sus necesidades más inmediatas, en lo que van utilizar para su trabajo o en su día a día.

preguntas7

Y el resultado es este:

preguntas6preguntas5preguntas3preguntas1pregunta2

Como veis, las preguntas tienen errores, después de completar todos los bocadillos deben intercambiarse las fotocopias y marcar los errores que encuentren (me suelen preguntar antes de aventurarse a corregir).

Os recomiendo hacer este tipo de actividades cada cierto tiempo en todos los niveles.

Espero vuestros comentarios en las redes.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar