¿Miedo a dar clases a los adolescentes?

Dar clase a adolescentes no es fácil, quizás es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los docentes. Generalmente imparto clases para adultos, pero a veces tengo la oportunidad de trabajar con grupos de adolescentes, y en esta ocasión eran americanos de entre 15 y 18 años que venían a España con el programa de She Herencia

fotoefectos-com__final_2176548418608_

Al preparar las clases tenía mis temores y cierta preocupación para lograr “engancharles” a mis clases.

No importa la experiencia que tengas dando clases, porque a pesar de las mil batallas que he librado y de la cantidad de horas que he impartido, siempre que empiezo con un nuevo grupo tengo un cierto cosquilleo en el estómago, no tanto como hace unos años, pero esos nervios me hacen sentirme viva y notar que aún matengo la pasión por la enseñanza de español.

Bueno, a lo que íbamos, si te dicen que tienes que dar clases a 18 adolescentes americanos que no se conocen entre ellos y que tienen un nivel muy bajito, pufff, pues no nos vamos a engañar, lo que me preocupa es tener a 18 estudiantes en clase, no el nivel.

Me agobia cómo mantenerles atentos, que me escuchen, que estén motivados y que quieran aprender, y, seamos sinceros, es lo más difícil de nuestra profesión. Admiro a los profes que todos los días tienen que “lidiar” con más de 25 fieras en clase. Pero comparto algunos de mis trucos:

 

 

Con estas claves suelo enfrentarme a mis cursos intensivos de una semana, hay muchas más como motivales, hacerles sentirse el centro de atención, darles su espacio, etc.

Para llevar todo esto a cabo además de revisar aspectos gramaticales y léxicos, intento proponerles actividades que logren captar su atención y una de ellas es el concurso de fotografía que me propuso mi amiga Bea. Primero los divido en grupos de tres, cada día tras las clases mientras realizan la visita por Madrid tienen que hacer tres fotos:

  1. De un monumento: fuente, plaza, estatua, puente. Con ello ya estamos revisando el vocabulario de la ciudad
  2. De una comida que hayan tomado. Además durante la proyección de la foto tienen que explicar qué es, qué ingredientes tiene, de dónde es típico y dónde lo han comido. Para ello van a tener que preguntar al camarero, por lo que logro que interactúen dentro de un espacio real como es un restaurante o bar. Ya no se van a limitar a pedir comida y pagarla.
  3. De algo distinto. Esto quizás es lo más llamativo, pues deben hacer fotos a cosas o lugares que les llamen la atención y a veces me sorprenden muchísimo. Además luego deben intentar explicarlo, aunque generalmente no son capaces ellos solos y debemos implicar al resto de la clase.

Resumiendo, cada día deben enviarme tres fotos cada grupo y el viernes a última hora proyecto todas las imágenes y debemos votarlas entre todos, y claro el sistema de votación es un poco distinto como podéis ver en las fotos. Además lo más interesante es que se hacen preguntas entre ellos tipo: ¿Dónde era eso? ¿Cuándo hiciste esa foto? ¿Qué es eso? ¿Comiste eso?

fotoefectos-com__final_2176552754947_

fotoefectos-com__final_2176555996767_

Por supuesto que reciben un premio y se van muy contentos con sus fotos. Al final con el pretexto del concurso logro implicarles en las clases, usamos sus imágenes, comparten sus experiencias, se comunican entre ellos y se desvelan muchas peculiaridades de cada uno que de otra manera sería imposible.

img_6255

                           ¡Gracias chicos, fue una semana estupenda!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Maestr@s de Tiger

Pues sí, me han hecho caer en la tentación, he visitado Tiger y además por fin he comprado “cositas” para la clase. Mira que había entrado veces, pero nunca me decidía a comprar nada para el aula, hasta que Manuela Mena, me secuestró y me obligó a consumir como si no hubiera un mañana, jaja. ¡Me encanta esta expresión!

Captura de pantalla 2015-11-28 a las 19.34.02Pero antes de empezar a publicar mil una actividad debo, por obligación, hacer referencia a los “maestr@s de Tiger”

  • José Ramón Rodríguez, alías “Jramonele” por su blog, donde encontramos varias entradas sobre materiales y actividades de Tiger, que en principio están destinadas para niños y adolescentes, pero como bien menciona en muchas propuestas se pueden trabajar con adultos y, de hecho, nos da varios ejemplos. Os pongo solo dos de sus entradas: Salimos cargados de recursos y A Tiger de nuevo pensando en niños. También os enlazo a su Twitter.
  • Arancha Pastor.  Sinceramente, creo que la deben conocer en todas las tiendas de Madrid. Ya es mítico su vídeo de cómo usar algunos cacharrejos en la clase. Os dejo el enlace a su blog Notas mentales, aunque os recomiendo seguir su cuenta de Twitter  @aranchapastor.
  • Ricardo Torres, que junto con José Ramón realizaron un taller en #9ENPE titulado Profesores con recursos (al que me hubiera gustado asistir), allí presentaron varios objetos, muchos de Tiger, para que los profes pudieran trabajar distintas destrezas.
  • Aída Rodríguez en su blog El espacio de las letras tenéis una entrada donde habla de algunos materiales de Tiger, os dejo el enlace aquí, además nos recomienda otras tiendas para encontrar cosas chulas como Hema. Os aconsejo que echéis un vistazo a sus materiales imprimibles y a su cuenta en Twitter.
  • Manuela Mena, la verdadera culpable de mi nueva adicción, con su blog Aventura en las aulas, nos muestra muchísimos ejemplos de cómo trabajar con materiales de Tiger, casi con cualquier cosa de la tienda crea una actividad. Navegad por su Facebook y por su Twitter.

Espero que disfrutéis mucho descubriendo nuevas actividades con objetos que en principio tenían otro fin, y si conocéis más blogs o habéis realizado actividades con recursos similares, hacédmelo saber y os enlazo a mi tablero en Pinterest. 

Algunos profes me han recomendado otras entradas con ideas, aquí van:

  • Daniel Hernández con su blog ProfedeEle.
  • Eva García Ballesteros en su blog ELExtraordinary, tiene muchas ideas chulas y hace referencia a otras tiendas en Reino Unido como Pounland o Wilko

También me han sugerido otros tiendas donde poder encontrar manualidades para nuestras clases como Primark, Søstrene Grene, Hosten o Zakka. Vamos que hay mil alternativas, pero para los que vivís en Madrid os pongo unas sugerencias de Google.

 Ya sabéis que como siempre podéis contactar conmigo a través de Facebook o de Twitter.

Guardar

Nuestros alumnos

Esta entrada es un poco especial, porque son las recomendaciones de algunos de mis alumnos. Me encanta recibirlas, muchas veces cara a cara y otras por escrito.

¿Hay algo más motivador que la opinión positiva de nuestros estudiantes?

En este enlace de la web. Tus clases particulares podéis leerlas.

Gracias a todos.

Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.56.06 Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.55.15 Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.55.29 Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.55.39 Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.56.00 Captura de pantalla 2015-10-11 a las 15.55.07

Los estudiantes no tienen paciencia.

Siempre se ha dicho que una de las principales cualidades que debe tener todo “buen” profesor es la paciencia. Cada vez que pregunto a mis estudiantes que esperan o que le piden a un profesor, además de la formación, la palabra paciencia es de las más demandas. ¿Quién no ha escuchado nunca de boca de sus estudiantes que tenga paciencia? 
    Y los profesores, por supuesto, la tenemos. En mi vida diaria no soy demasiado paciente, pero en el aula tengo más paciencia que el santo Job
    Nuestros estudiantes nos piden que tengamos paciencia, pero, ¿ellos la tienen? Pues NO, no tienen paciencia, esperan resultados inmediatos, esperan poder comunicarse rápidamente, sobre todo, los que se encuentran en situación de inmersión lingüística. Cuantos de nuestros alumnos son muy buenos con la gramática, realizan correctamente los ejercicios, sobre todo los menos comunicativos, (los rellena huecos, los de relacionar con flechas, los de conjugar verbos), pero son incapaces de hablar, de comunicarse, de mantener una conversación más allá del uso de monosílabos. Y cuando intentas trabajar con ejercicios donde la expresión oral es primordial, estos alumnos empiezan a desaparecer en su silla, no son capaces de abrir la boca.
    Muchos estudiantes, en una primera o segunda clase te preguntan que cuándo van a poder hablar o que cuándo van a poder participar en una conversación con nativos. Normalmente no suelo responderles con la verdad, ( mucho trabajo y tiempo), sino que me limito a animarles, motivarles y decirles que necesitan un poco de tiempo y trabajo.
    Pero seamos sinceros, pocos son los alumnos que tienen paciencia, la mayoría de ellos con largas jornadas laborales e hijos, apenas tienen tiempo para la clase de español, así que como les voy a pedir que hagan deberes. Sería muy utópico por mi parte. Ellos esperan que el trabajo del aula sea suficiente para poder hablar con nativos y comunicarse sin demasiadas dificultades.
   ¿Qué hacemos con esta perspectiva de nuestros alumnos? Creo que debemos replantearnos las clases, si el único trabajo con la lengua se produce durante la clase, entonces deberemos adaptar la clase no solo a los objetivos didácticos, sino a sus necesidades lingüísticas, además de cultivar la paciencia del estudiante. 
    ¿Cómo? Pues poco a poco, introduciendo muchas actividades de expresión y compresión oral, en cualquier momento, y en todas las clases, y a veces, sin que los alumnos sean conscientes de ello. Lo primero que tenemos que hacer es dar a estudiante confianza y motivarlo, y para ello suelo llevar a la clase vídeos de un nivel más bajo, con una menor dificultad, para que les resulten muy fáciles, para que se den cuentan de que sí tienen destreza auditiva, así ya he puesto una semillita, que en cada nueva clase tengo que ir regando. En la siguiente clase puedo seguir utilizando otro vídeo de menor dificultad o si veo que el estudiante está con fuerza ya puedo empezar a introducir audios con mayor dificultad o que correspondan a su nivel, pero con sin precipitarme y con muchaaaa paciencia.
Algunos enlaces a webs o plataformas que uso son:
La web Ver Taal, en concreto los audios de las noticias   o su apartado de cultura.
En YouTube uso el canal de la editorial Difusión ELE. 
En concreto me gustan los vídeos que complementan el manual Bitácora, pero que los puedes utilizar sin él
Y todos sabemos que aprender una lengua es un largo proceso, y como dice el refrán, “A camino largo, paso corto”.
camino largoImagen de Mario Martí en Flickr.com.